Frontpage Slideshow | Copyright © 2006-2011 JoomlaWorks Ltd.

 

Inicio Facebook twiter Contáctenos

Eucaristía de Inicio de Curso y Celebración de los 50 años de Presencia Marista en Manatí

 

El pasado lunes, 28 de agosto de 2017, el Colegio Marista “El Salvador”, celebró su Eucaristía de Inicio de Curso en la fecha de la celebración de los 50 años de presencia Marista en Manatí. La celebración eucarística estuvo precedida por Mons. Daniel Fernández Torres, Obispo de la Diócesis de Arecibo. Miembros de toda la Comunidad Educativa Marista se dieron cita en esta celebración tan significativa incluyendo padres, exalumnos, pasados directores y hermanos que colaboraron en la educación de los niños y jóvenes durante estos 50 años de vida educativa.

 

Los Hermanos Maristas son una institución religiosa laica de la Iglesia Católica que tiene como misión la evangelización, "dando a conocer a Jesucristo y haciéndolo amar", a través de la educación cristiana de la niñez y juventud, especialmente los más pobres. Fueron fundados por san Marcelino Champagnat, sacerdote francés, en el pueblo de La Valla, Lyon (Francia), el 2 de enero de 1817.

 

En 1964 los Hermanos Maristas llegaron a Puerto Rico y fundaron el Colegio Marista en el área de Guaynabo. Con el deseo de expandir la obra marista en la Isla, se cursó al Consejo Provincial la solicitud para abrir un nuevo centro educativo en Manatí. Aprobada la petición, el Hno. Provincial nombró la comunidad que habría de convertir en realidad esta aspiración. Estaba compuesta por el Hno. Antonio Galdeano, como director, y por los Hnos. Hilario Martínez y Silvio Salicrup. No estando aún firmadas las escrituras, se tuvieron que instalar las clases en el salón parroquial de la iglesia, en la urbanización "El Salvador". Era un 28 de agosto de 1967, con 58 alumnos repartidos en dos grados, que comenzó a funcionar en el sótano de la Parroquia “El Salvador” de Manatí, con la colaboración de Mons. Alfredo Méndez, obispo de Arecibo y del P. Manuel Madrazo.

 

Desde el principio, los hermanos trabajaron en el campo parroquial. En el curso de 1968, el segundo año escolar, las aulas se llenan de alumnos. En reuniones con los padres se habla de la urgencia de buscar un terreno para la construcción del nuevo colegio. Es en este momento donde aparecen las figuras de Don Ernesto Ávalo y su esposa, Doña Lolín Collazo. Ellos serían los donantes del terreno, con la condición de que sea destinado siempre para la educación de la juventud de Manatí. En 1971 se inaugura el nuevo edificio, con el apoyo incondicional de Mons. Alfredo Méndez, la generosidad de la familia Ávalo, y la Junta Directiva de Padres de Familia.

La historia de nuestro Colegio Marista está llena de muchas figuras importantes que han hecho realidad el sueño de Marcelino Champagnat en nuestra comunidad de Manatí. Cincuenta años creciendo juntos de la mano de nuestra Buena Madre María y de tantos profesores, hermanos y padres que han dado lo mejor de cada uno para que la obra educativa de nuestro colegio continúe hoy. Que la gracia de nuestro Señor Jesucristo y la bendición de Dios Padre en la unidad del Espíritu Santo nos continúen llenando de alegrías y de entusiasmo en la labor evangélica y educativa que distingue nuestra comunidad.